(+34) 985 49 10 95   (+34) 985 49 37 89
recepcion@hotelsantacristina.net

La vía romana de La Carisa

La vía romana de La Carisa

El llamado camín real, camín viiyu, camín de La Carisa..., por los vaqueros mayores, es otro imprescindible documento para el conocimiento de la historia lenense y asturiana en su conjunto.

Paralela en la distancia al camín real de La Mesa (entre To-rrestío y Grao, por los altos de Somiedo y Teverga), la vía romana de La Carisa suponía, un par de milenios atrás, una auténtica “autopista” montaraz para la entrada y salida relativamente amplia a Asturias: casi llana y confortable, fue diseñada por las huestes romanas para sus carros, en aquellas campañas programadas para someter astures y cántabros.

El camín real de La Carisa se conserva en buenos tramos, tantas veces al cobijo de brezos y retamas, entre los altos de Pendilla y Carabanzo: asciende suave por La Cochá Propinde, Las Retuertas, Los Corraones..., para seguir casi en yano por todo el cordal de Tresconceyos a casi los dosmil m de altura.

Toda una línea sabiamente trazada se va dibujando sobre El Mayéu Fierros, Formosa, La Cruz de Fuentes, Castro de Curriechos, El Monte Faro, El Portiichu Busián, El Porticchu la Cava, Ampueiros, Calaverdás, Carraceo, Serralba, Carabanés, Espines.... Y así hasta Carabanzo y Ujo: antes Uxo, es decir, el descenso desde las montañas al valle (lat. ostium, ‘entrada’).

La vía de La Carisa, en fin, atestigua toda una organización romana en Lena, a partir de otra prerromana ya preexistente, que sería sometida o transformada con mejor o peor ceño de los nativos: una veintena de corros, castros, curuchos y castiechos la van jalonando en sus cuarenta y pico kms, sólo en parte ya conservados hoy. Quedan, por lo menos, abundantes topónimos para documentar buena parte de los hechos.

Consulta disponibilidad, Eventos y Fiestas