(+34) 985 49 10 95   (+34) 985 49 37 89
recepcion@hotelsantacristina.net

Origen del poblamiento lenense

Origen del poblamiento lenense

Esa posición estratégica del conceyu lenense como paso obligado por el centro-sur de la región asturiana, justifica los yacimientos prerromanos megalíticos encontrados en estas montañas, y en parte conservados:

los dólmenes y túmulos del Aramo, La Cobertoria, Brañavalera (Campa la Soma, Las Minas de Cobre de La Cocina (Riospaso), Las Minas de Cobre de Texeo (vertiente riosana del Aramo)... Destacan los túmulos de Los Fitos, hoy completamente desdibujados entre las zarzas del llamado Prau Llagüezos (por cierto, topónimo reciente).

El mismo nombre de Lena tiene ya resonancias prelatinas mucho más allá de estas montañas: baste recordar el río Lena ruso, y el valle del Lena irlandés, todos ellos coincidentes en la lentitud de un río que discurre lento (desbordado, a veces) por un valle casi llano, en contraste con las pendientes y torrenteras circundantes (raíz prerromana, tal vez ya indoeuropea, *len-, ‘suavidad, lenidad, presente en varias lenguas).

Y con topónimos prerromanos están dibujadas estas montañas: L’Aramo, el río Güerna, El Meicín, Ubiña, Pena Tolóbriga, Bendueños, Tárano...

Finalmente, con un léxico prerromano se comunicaron también nuestros antepasados lenenses desde tiempos indoeuropeos en aquellos corros, corras, cuerrias y corrás, mucho antes de los castros y castiechos:

palabras como argana (yerba dura), barganal (pendiente), bárragos (bultos), carrescu, carripoche, cuitu, chastra (laja, losa), ernu (colmena), muria (piedra derruida), quentu, sepu..., y tantas otras, las siguen empleando hoy nuestros vaqueros y mayores en el entorno de sus pueblos, como un valioso documento verbal para conocer un poco más nuestra etnografía lenense y asturiana en su conjunto.

Consulta disponibilidad, Eventos y Fiestas