(+34) 985 49 10 95   (+34) 985 49 37 89
recepcion@hotelsantacristina.net

El Clima Lenense

El Clima Lenense

Como concejo de montaña, el clima lenense tiene dos zonas bien diferenciadas, que pueden marcar las diferencias del ambiente en un mismo día incluso: nublinas abajo, espléndido día soleado en los altos de las cumbres; de ahí el dicho en los puertos: “Niebla en el fondo, sol abondo”. Como norma, en los pueblos más fonderos o a media montaña, el ambiente es fresco pero suave: valles y laderas de La Pola, La Vega’l Rey, Campomanes, Malveo, Sotiello, Tiós, Xomezana, Yanos de Somerón...

En los inviernos bajan algunas nevadas (bastante menos que bajaban); las primaveras son húmedas, pero muy soleadas; los veranos con bastante más sol que nublinas; y los otoños, silenciosos entre tantos mosaicos multicolores, de tonos ocres dorados que forman las masas arbóreas de los bosques y las múltiples especies arbóreas esparcidas por doquier.

En los pueblos más altos de Lena, en cambio, en las brañas y puertos de verano, el ambiente contrasta notablemente (altos de Tuíza, Riospaso, Payares...). Los inviernos abundan en nevadas espesas (bastante menos que espesaban, también); las primaveras conservan las nieves y neveros hasta bien entrados mayo y junio; los veranos exigen alguna prenda a la caída de la tarde, cuando las cabañas se duermen al ritmo de las nublinas frecuentes; y los otoños vuelven a contemplar las primeras cumbres blancas a poco de pasar Les Feries, de donde el dicho:

“El día toos los santos, la nieve pe los cantos”. Un clima, en fin, bastante más suave y llevadero que tan sólo unas décadas atrás. Los tiempos también cambiaron hasta para el tiempo.

Consulta disponibilidad, Eventos y Fiestas