(+34) 985 49 10 95   (+34) 985 49 37 89
recepcion@hotelsantacristina.net

Ruta El bosque de Valgrande (didactica)

Ruta El bosque de Valgrande (didactica)

Situación En el valle alto de Payares, entre los pueblos de San Miguel del Río y las cimas de L’Ablanea, El Negrón, La Pena’l Barral...
Acceso Llegamos por la N-630 hasta El Ruchu: curvas más cerradas junto al mesón, en aquel altozano saliente justo sobre el pueblo de Payares (24,5 kms desde La Pola)
Desnivel Puede que no haya casi desnivel entre El Ruchu y L’Ablanea: la pista es casi llana, se baja un poco, se sube algo al final (unos 1200 m, en su conjunto)
Dificultad Ninguna: sólo la distancia, aunque se puede dar la vuelta cuando a uno o a una le empiecen a pesar las chirucas...
Distancias y tiempos Unos 12 kms, la pista completa (24, ida y vuelta), desde la barrera que cierra Las Morteras. Entre 6-8 horas, si se quiere llegar hasta el final en L’Ablanea
Descripción de la ruta No tiene pérdida: salimos del Ruchu, cruzamos la carretera y nos adentramos por la pista forestal que enlaza con la N-630 unos 200 m más abajo. Subimos la empalizada que cierra la propiedad comunal de las morteras payariegas, volvemos a cerrar, y nos estiramos pista adelante.
Según la época del año, vamos percibiendo lo propio del boscaje en cada caso: aguas caudalosas, murmullo de cascadas invernales, huellas sobre el barro; la floración escalonada del arbolado, el canto primaveral de los malvises, los primeros brotes de las hayas a destiempo, de valle en valle; el bullicio del ganado sobre las brañas del hayedo en el verano; el mosico policromado del boscaje, los frutos asilvestrados de árboles y arbustos, la caída a destiempo de las hojas en el otoño...
Y, ya con suerte, la berrea de los corcios en sus escarceos amorosos por la seronda temprana
Puntos de interés Las Morteras de Payares (uso comunal), el actual despoblado de Polación, El Castiichu (citado en varios documentos), el hayedo, el robledal, los acebales, los abidulares..., los numerosos afluentes del río Valgrande, que vamos cruzando en cada uno de sus espesos y pequeños valles, en ocasiones tan pindios
Recomendada Cualquier aficionado a caminar en llano: la distancia la marca cada uno (cuando se cansa, se sienta, espera, o da la vuelta)

Consulta disponibilidad, Eventos y Fiestas