(+34) 985 49 10 95   (+34) 985 49 37 89
recepcion@hotelsantacristina.net

Ruta de la historia: El Dolmen de Carabanás

Ruta de la historia: El Dolmen de Carabanás

Situación En los altos de Espines (cordal de Carraceo), bajo el Picu Padrún, en un rellano a la izquierda de la calzá romana, justo cuando el camino comienza a enllanar hacia Carabanés
Acceso Carretera local de La Pola a Carabanzo: 6 kms desde la desviación del cruce a Chencia.
Desnivel Unos 810 m de diferencia de alturas entre Carabanzo (490 m) y El Picu Padrún (1300 m)
Dificultad Media-baja: hay una pista todoterreno hasta el mismo dolmen, con una pendiente regular desde El Mayéu Espines (casi 1 km que se puede hacer por el atajo de la carba)
Distancias y tiempos Desde Carabanzo al dolmen, hay unos 6 kms por pista amplia, en regular estado según las épocas. A pie, poco más de hora y media
Descripción de la ruta Salimos de Carabanzo, ascendemos tras la iglesia hacia la pista amplia de Carraceo: subimos por Casomero (siempre en dirección S), Les Cruces...; serpenteamos con la pista por la falda de Ranero (vertiente allerana, ahora), mientras observamos los taludes con espesas capas de piedra pudinga (cantos rodados) que dejaron al descubierto las implacables garras de las máquinas. Se diría que hasta allí llegó el litoral del mar; o que algún lejano plegamiento, emergencia o terremoto, juntó las piedras más pulidas por las olas, con las capas de carbón de las montañas. El caso es que, alternan por tramos las capas de pudinga y de carbón en los cortes de la pista. Pronto damos en El Mayéu Espines: una amplia campera a medias entre lenenses y alleranos.

Seguimos el trazo más recto superviviente del camín real, que ahora cortan los vaivenes de la pista. Arriba, en dirección sureste, a la izquierda de la pista, antes de la finca, por una corta escalinata en piedra, se abre la campera del dolmen disimulada bajo el picacho (el cementerio de Carabanés -que dicen los alleranos): tres grandes piedras, hoy desplazada la cimera de suposición original; otras parecidas quedan alrededor de la campa, cada año un poco más sepultadas (o protegidas –según se mire) por la maleza
Puntos de interés Todo el cordal limítrofe de Aller y Lena: se divisan a un tiempo desde estos altos los pueblos y puertos de ambos conceyos vecinos
Recomendada Cualquiera dispuesto a las pendientes medianas, llevaderas

Consulta disponibilidad, Eventos y Fiestas